Presidente Abinader: “Se necesitan US$1,200 millones para sistema de distribución eléctrica”

Una de las grandes debilidades del sistema eléctrico dominicano históricamente ha sido el circuito de transmisión de la electricidad. Para resolver definitivamente esta situación, el presidente Luis Abinader afirmó, en su discurso de este 16 de agosto en Santiago, que “se necesita una inversión de aproximadamente US$1,200 millones en un período de dos años».

En el plan del Gobierno estaba previsto empezar con esa inversión en este año 2022, algo que la crisis actual no ha permitido, según el mandatario. Abinader explicó que “la brusca y sostenida alza de los precios de los combustibles de generación eléctrica, agravada además por la guerra entre Rusia y Ucrania, elevaron los precios de la energía y aumentaron a niveles sin precedentes el déficit entre compra y venta de energía de las empresas distribuidoras.

La realidad antes descrita “obligará al Gobierno a destinar cerca de US$700 millones adicionales a lo largo de este año para absorber el alza del precio de la energía y proteger a la población y a las pequeñas y medianas empresas”, según dijo el jefe de Estado desde Santiago.

La Administración de Abinader se ha replanteado la estrategia de inversión, inclinándose por la compra de 300,000 medidores eléctricos, así como una gran cantidad de transformadores de potencia y de distribución, redes y otros equipos.

A este respecto, el mandatario criticó el manejo del sistema eléctrico del pasado gobierno y puso en duda que el sistema haya recibido equipos comprados por miles de millones de pesos.

“En el pasado se invirtieron miles de millones de pesos en la compra de medidores y transformadores, de redes, cables y accesorios, pero no hay constancia de que la mayor parte de tales materiales y equipos hayan entrado a los inventarios de las empresas, razón por la cual ya hay una investigación a cargo del Ministerio Público sobre las gestiones pasadas de las distribuidoras”. 

Superávit energético

La estrategia del presidente Luis Abinader en materia energética tiene como meta lograr superar la demanda de energía para el año 2025, para lo cual el mandatario detalló todas las acciones que se vienen tomando. 

Se ha autorizado la mayor expansión de energías renovables de nuestra historia, con un aumento de 692 nuevos MW distribuidos en 12 proyectos en diferentes regiones del país, de los cuales unos 250 MW están ya en operación y el resto se estima que estarán en línea a finales del 2023. 

Se han otorgado concesiones y contratos para la construcción de instalaciones de electricidad solar fotovoltaica por una capacidad cuatro veces mayor que los apenas 162 MW encontrados en agosto del 2020.

Se realizaron dos licitaciones y hay una tercera en proceso. Una de ellas fue de urgencia, de 400 MW que estará generando a partir de septiembre de este año, y la segunda es de 800 MW en Manzanillo, Montecristi e incluye la construcción de la primera terminal de almacenamiento y distribución de gas natural en la región norte del país. 

La que se encuentra en proceso de licitación, añadirá cuando se culminen otros 800 MW más a la red. En suma, en pocos años el país contara con 2,000 nuevos MW de potencia, aparte de los MW de las renovables solar, eólica, biomasa e hidráulica. 

Con estas inversiones, el presidente aspira a cubrir el aumento de la demanda por el crecimiento de la economía de alrededor del 5% anual, así como lograr, por primera vez en nuestra historia, una oferta de generación eléctrica para 2025 muy superior a la demanda máxima anual para poder disponer de la llamada “reserva fría” del sistema. 

Esa reserva fría será en principios cercana a los 700 MW.

Más Noticias