Sociales

Jueves, 10 Septiembre 2020

Un 10 de septiembre Juan Pablo Duarte es expulsado del territorio nacional

El 10 de septiembre de 1844 fueron deportados del país Juan Pablo Duarte, su hermano Vicente Celestino Duarte, y su hijo Enrique Duarte, Juan Isidro Pérez, los hermanos Félix y Montblanc Richiez. El Padre de la patria fue deportado hacia Alemania, mientras que su hermano y el hijo de éste hacia Estados Unidos.

Con esta medida, la Junta Central Gubernativa, encabezada por el General Pedro Santana, culminó un conjunto de acciones de persecución política contra el patricio Duarte, sus colaboradores más cercanos y los miembros de su familia.

Ocho días antes, Juan Pablo Duarte, Juan Isidro Pérez, Juan Evangelista Jiménez y Gregorio del Valle, habían sido detenidos y transportados desde Puerto Plata, a la ciudad de Santo Domingo. Los presos fueron trasladados a la Fortaleza de la Torre del Homenaje (conocida también como Fortaleza Ozama), donde quedaron en prisión hasta el día 10 de septiembre de 1844.

El 22 de agosto de 1844 la Junta Central Gubernativa había declarado al patricio Duarte y a un grupo de trinitarios como traidores e infieles a la patria. En ese entonces, la Junta era presidida por el general Santana y la integraban además Tomás Bobadilla, Manuel Jiménez, Félix Mercenario, Toribio Mañón, J. Tomás Medrano, Norberto Linares, Toribio L. Villanueva y Félix M. Marcano, secretario. El mismo día fueron expulsados con destino a Inglaterra, los generales Francisco del Rosario Sánchez, y Matías Ramón Mella; así como los comandantes Pedro Alejandrino Pina y Juan José Illas.

La Junta Central Gubernativa tomó en consideración dos solicitudes: una que contenía 68 firmas de ciudadanos calificados de "notables padres de familia", y otra suscrita por 628 oficiales superiores y demás miembros del Ejército.

El 25 de agosto de 1844 el general Santana acusó a Juan Pablo Duarte y a sus amigos de ser "espíritus turbulentos" que violaban el orden y los principios de la República, con el propósito de sumergirla en la "división y la anarquía, forjando mentiras para fascinar a los incautos crédulos".

Visto 138 veces

Siguenos

Buscar