Sociales

Martes, 15 Septiembre 2020

Recordando a Pedro Francisco Bonó

El 14 de septiembre de 1906 murió en San Francisco de Macorís, el sociólogo, político y abogado, Pedro Francisco Bonó. Hijo del comerciante José Bonó y la señora Inés Mejía, había nacido en la ciudad de Santiago de los Caballeros, el 18 de octubre de 1830.

Considerado como el padre de la sociología dominicana, Pedro Francisco Bonó fue un patriota que defendió la República Dominicana en momentos cruciales. Fue encargado de las Relaciones Exteriores durante la época de la Restauración, y luego encargado de Justicia e Instrucción Pública. Fue Inspector General de Agricultura y miembro de la Suprema Corte de Justicia.

Bonó hace de la observación participante un instrumento de estudio de la historia y la sociedad dominicana. Su creación literaria a nivel de narrativa y ensayística favorece la posibilidad de desarrollar una etnografía de lo cotidiano. El campo sociológico y antropológico debe aprovechar como fuente primaria su creación literaria en el estudio de la cultura, como testimonio de la historia y el folklore. En su novela costumbrista El Montero, publicada en 1856, ofrece la posibilidad de observar el proceso formativo de esta figura social en el imaginario dominicano.

Pedro Francisco Bonó también fue uno de los combatientes de la batalla de Sabana Larga en la que los dominicanos derrotaron a los haitianos en el año 1856. Fue el principal intelectual que apoyó el movimiento liberal del 7 de julio de 1857, el cual desató en Santiago de los Caballeros una lucha que culminó con la caída del Presidente Buenaventura Báez. Durante el Gobierno de la anexión a España, Bonó fue un opositor y apoyó la Guerra de la Restauración.

Bonó, figura cimera del pensamiento social dominicano, representa la genuina actitud científica, que debe valorarse en el discurso científico actual de la historia, la antropología y la sociología, teniendo como paradigma al hombre común.

Visto 110 veces

Siguenos

Buscar