Sociales

Martes, 17 Noviembre 2020

Cultura instalará la sala “Vuelo Panamericano 1937” en el Faro a Colón

El Ministerio de Cultura y el Museo Faro a Colón, en conjunto con el Instituto Dominicano de Historia Aeronáutica (Indoha), anunciaron el inicio de los trabajos para la instalación de la sala de exposición permanente del “Vuelo Panamericano 1937”, que será inaugurada en febrero de 2021.

La información fue dada a conocer por el gobernador del Faro a Colón, Ramón Oscar Mejía, en rueda de prensa celebrada en el emblemático museo dedicado al almirante descubridor de las Indias. “Con esta exposición permanente, se busca perpetuar en el tiempo la hazaña realizada por los aviadores cubanos y dominicanos, quienes tuvieron el coraje de lanzarse al aire para promover la unión de todos los países de America”.

Además, destacó la valentía del insigne aviador, general de brigada piloto Frank Andrés Feliz Miranda y el coronel, mecánico de aviones, Ernesto Tejeda, en este hecho transcendental en la historia de la aviación civil y militar en la República Dominicana, expresó el gobernador del Museo Faro a Colón. 

El importante acontecimiento del 12 de noviembre de 1937 es de gran trascendencia histórica y repercutió en todos los países latinoamericanos y de Europa. El “Vuelo Panamericano” fue una escuadrilla compuesta por 4 aviones (tres cubanos y uno dominicano), desde el campo de aviación Miraflores R.D.

El viaje fue aprobado por unanimidad en la Quinta Conferencia Internacional Americana donde los Estados asistentes recomendaron a los gobiernos de las Repúblicas asistentes honrar la memoria del gran almirante don Cristóbal Colón, con la construcción de un Faro Monumental en su honor, el cual debía ser levantado en la ciudad de Santo Domingo con la cooperación de los gobiernos y pueblos del Continente Americano.

El desastre sobrevino en horas de la mañana del 29 de diciembre de 1937, en las cercanías de Cali, en el Departamento de El Valle, Colombia, a poco tiempo de haber despegado del aeropuerto local con rumbo a Panamá.

Los únicos sobrevivientes fueron el mayor Frank Féliz Miranda y su asistente el sargento mecánico Tejeda, quienes aterrizaron en Panamá a las 2:30 de la tarde, cerrándose de ese modo un luctuoso episodio de la historia aérea latinoamericana.

Visto 100 veces

Siguenos

Buscar