Salud

Jueves, 29 Octubre 2020

Día Mundial del Accidente Cerebrovascular

Apropósito de que se celebra este jueves 29 de octubre el Día Mundial del Ataque Cerebral, la Fundación Dominicana de Accidente Cerebral (Fundace), realizó un estudio entre 51 personas sobrevivientes de ACV para determinar el costo que representa para la familia dominicana cuando se sufre un evento como este.

Un ataque cerebral se produce cuando falla la circulación sanguínea al cerebro. Las células cerebrales pueden morir debido a la disminución del flujo sanguíneo y a la falta de oxígeno resultante. Existen dos amplias categorías de ataque cerebral: aquellas causadas por un bloqueo del flujo sanguíneo y aquellas causadas por una hemorragia cerebral.

Dentro de los signos del accidente cerebrovascular están: debilidad o entumecimiento repentinos de la cara, el brazo o la pierna de un lado del cuerpo; dificultad repentina para hablar y entender; dificultad repentina para ver o vista doble; mareo de origen desconocido o caídas repentinas; dificultad repentina para caminar, pérdida del equilibrio o coordinación, posiblemente acompañada por vómito, náuseas, hipo o dificultad para tragar. También dolor de cabeza repentino e intenso sin causa aparente y pérdida breve del conocimiento.

Según la encuesta de Fundace, el costo promedio de un ciudadano que sufre un ACV durante los primeros seis meses de su padecimiento, rondan entre un millón 300 mil pesos hasta 2 millones 500 mil. Este coste incluye internamiento, el proceso de rehabilitación física y ocupacional, neurológica, cognitiva, terapia del lenguaje, análisis, y compra de dispositivos de rehabilitación. Por eso que los ACV constituyen un problema económico serio para el sistema de salud completo y para la familia que, además de manejar una carga emocional, está la parte económica.

De acuerdo a la Sociedad Dominicana de Neurología, los ACV impactan entre 19 a 20 mil ciudadanos por año, entre adultos entre 40 y 50 años son los más propensos a ser afectados. Es por esto que el periodista Feliz Vinicio Lora, presidente de Fundace, hace un llamado de alerta a las autoridades de salud y la población de que los accidentes cerebrovasculares (ACV) siguen siendo la segunda causa de muerte y la primera en discapacidad por enfermedad no transmisible en el mundo y en la República Dominicana, según la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Sociedad Dominicana de Neurología y Neurocirugía.

Otro hallazgo que reveló el estudio preliminar es que, el 90% de personas sobrevivientes de ACV quedan con alguna discapacidad, ya sea de índole motriz, del lenguaje y problema cognitivo.  “Unas secuelas se recuperan en base a la rehabilitación durante el primer año, pero 75% de los afectados quedan con secuelas que duran muchos años y, muchas veces, no se recuperan”, manifestó Vinicio Lora.

Visto 206 veces

Siguenos

Buscar