Publicidad

Salud

Miércoles, 03 Abril 2019

Despacho Primera Dama promueve uso de tecnología para atender a niños con autismo

“Para el Despacho de la Primera Dama es de vital importancia ayudar a que la República Dominicana avance tanto en la inclusión como en la provisión de servicios de salud que contribuyan a la plenitud de vida de las personas con discapacidad”.

Estas afirmaciones las hizo la primera dama de la República, Cándida Montilla de Medina, al encabezar la conferencia Discapacidad, Tecnología e Inclusión, dictada por el experto en proyectos de transformación digital, Thomas Klein, en el Hotel Intercontinental Real Santo Domingo.

El especialista francés desarrolla tecnologías para facilitar la vida de niños, niñas y jóvenes con Trastornos del Espectro Autista (TEA).

“La selección del tema no es fortuita. Este año, las Naciones Unidas eligió como lema de campaña ‘No dejar a nadie atrás’, para el Día Mundial del Síndrome de Down, y ‘Tecnologías de asistencia, participación activa’ para el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo”.

Cándida Montilla de Medina consideró que Klein tiene sobrada experiencia en un ámbito, no solo innovador desde el punto de vista científico, sino también propulsor de cambios en la manera en que la tecnología encara la realidad de las personas con discapacidad.

Klein, quien es director de Innovación de Actimage Digital Intelligence, fue invitado por el Despacho de la Primera Dama, en ocasión del Día Mundial de la Concienciación sobre el Autismo.

En su discurso, la primera dama citó a la ministra de la Juventud de los Emiratos Árabes Unidos, Shamma Bint Suhail Faris Al Mazrui, que en la inauguración de las Olimpíadas Especiales, en Abu Dabi, expresó que, “la inclusión, más que una idea, es una experiencia que hace que nuestros corazones se abran de par en par, no es un puño cerrado”.

Cándida Montilla de Medina manifestó que a menudo se nos enseña que nuestros corazones son del tamaño de nuestro puño.

“Mientras que eso es anatómicamente cierto, un puño cerrado representa una puerta cerrada. Es un músculo contraído. Es exclusivo, contiene sólo lo que puede sujetar con fuerza y excluye lo que sea que esté fuera de él”.

“Creo que el tamaño de nuestros corazones es mucho mayor, mucho más expansivo. Nuestros corazones tienen el tamaño de una mano extendida.  Son una puerta abierta, inclusiva, capaz de sostener más de lo que es visible”.

“Nuestros corazones son suficientemente grandes como para albergar a todo el mundo”, agregó, citando a la ministra de la Juventud de los Emiratos Árabes Unidos.

Cada año, el Despacho de la Primera Dama asocia la celebración de los días mundiales sobre el autismo y el Síndrome de Down, cercanos en el calendario, para, con la ayuda de un experto, echar una mirada desde una perspectiva que enriquezca el quehacer en el Centro de Atención Integral para la Discapacidad (CAID).

Thomas Klein es ingeniero de formación (Telecom Nancy), intervino como consultor y luego como gerente de los principales proyectos de transformación digital para el Estado francés.

Visto 160 veces

Siguenos

Buscar